SAN ANTONIO DE ARECO : UN LUGAR QUE AMO DE NUESTRO PAIS.

SAN ANTONIO DE ARECO : UN LUGAR QUE AMO DE NUESTRO PAIS.

Hace un tiempo me invitaron a visitar este lugar al que fui mil veces y me creía que me las sabía todas (qué ilusa), y me dieron un día que valió por mil!
Como creía que, habiendo ido muchas veces, ya conocía todo, me demostraron lo lejos que estaba de conocer siquiera una parte. Hicieron un día de experiencias a medida . Arrancamos en una casa de familia que nos abrió sus puertas a lo argento : mate , bizcochitos, pan librito o Cremona (no sé la diferencia) todo en una casona auténtica llena de naturaleza y al encuentro, además de sus dueños, se sumó nada menos que Chacho Guiraldes , sobrino nieto del famoso Adolfo Guiraldes protagonista de la película Don Segundo Sombra (la historia surgió en este Pueblo . Ok lo sé Areco es ciudad, pero conserva todos los aires de pueblo más lindos que se puedan esperar).
Chacho y el dueño de casa hicieron una dupla musical que te llega al alma!

BAR SAN MARTIN: UN BAR DE LOCALES SUPER AUTÉNTICO

Ni bien crucé la puerta de este bar o pulpería , todos los habitúes habrán pensado “Esta porteña se perdió” pero no…. me llevaron a este lugar del que me enamoré … te golpea el pasado con toda la historia de este lugar pero también te golpea el presente: lugar de reunión diaria, como ellos mismos me contaron (no tuvieron ningún problema en hablar con esta porteña, reírse, invitarle una copita de vino y hasta ellos mismos, por si a mí se me pasaba, me marcaban cosas a las que no podía dejar de sacarle fotos).
Se reúnen los paisanos de toda edad, todos hablan pero nadie grita, en un ambiente que te invita a quedarte, una parte de este pueblo late acá ( Areco es Ciudad, pero su magia y encanto radica en sus aires de pueblo ).
Arrancó en 1943, como lugar de reunión de los trabajadores rurales, que se relajaban al final del día con una ginebra. Hoy sigue vigente el ritual del encuentro, del vermú, del vino y de la ginebra .
Acá hay que charlar, jugar al truco (donde me dejaron filmar y hasta me mostraron sus cartas) al truco en serio con porotos y por la copa!! Jugar al pool y tener muchos brindis con amigos.


Qué más ver? Les muestro esta araña con capas de añares lo mismo que cada rincón, por eso espero que no se les ocurra pasar plumero porque este lugar con encanto no sería lo mismo sin esto. En este lugar estuvo nada menos que nuestro tanguero Carlos Gardel.


La pasé tan bien que ya preocupados porque un día en Areco no fuera suficiente para todo lo que organizaron, me invitaron a brindar y me convencieron de seguir camino, no sin antes despedirme de todos los vecinos que recibieron a esta porteña como si la conocieran de siempre!!!

EL IMPERDIBLE BAR EL TOKIO:

Como este bar ya es archi conocido, vamos a pasear por una perlita oculta a la que me llevaron: su sótano!!!!! Y les juro que es una joyita llena de antigüedades.
Pero antes les cuento un poco de este lugar: su dueño fue el primero en conseguir una máquina para fabricar helados, así que si vas a Areco no te pierdas de tomar un helado en esta famosa heladería. Así que podés estar ahí desde el desayuno hasta la cena, supongamos que seas mosca de bar , y no te va a faltar nada porque la oferta es infinita.
Ahora sí, vamos a pasear al sótano (OJO es para eventos privados o para turistas molestos como yo) porque no así como así te dan la llave, yo tuve suerte de ir con las personas indicadas.


Se remodeló hace unos años pero mantiene toda la esencia de lo que es este pueblo en Argentina : te vas a encontrar desde hornos de siglos atrás, hasta un aljibe que antes se usaba aprovechando el agua de lluvia para refrescar las bebidas….. y les digo más… metí la mano y corría agua. Así que si eso no es mantener la esencia no sabría cómo llamarlo!
De yapa les dejo la imagen de la Iglesia justo al lado para que entres a pedir por un novio o por una cosa perdida (seguro todos algo tenemos).

MUSEO DRAGHUI: OTRO IMPERDIBLE EN LA CAPITAL NACIONAL DE LA TRADICION .

En cada rincón de este pueblo argentino hay un pedazo de historia gauchesca y nada mejor que encontrarla representada en los artesanos arequeros que transmiten su oficio de generación en generación.
Ya había ido otras veces pero en este recorrido me di un lujito que no había tenido permitido paseando por mi cuenta: jugar con los elementos con los que los verdaderos artistas crean las piezas que vemos (viste el prohibido tocar de un museo??? Bueno por primera vez pude tocar, jugar, aprender se los debo porque hay dones que no me tocaron).
Este famoso Museo y Taller de Platería, expone piezas de orfebrería rural del siglo XIX. En Areco reconocen a Juan José Draghi como el refundador de la platería tradicional: su meta fue rescatar la tradición criolla. Y lo logró con creces!


Afrontó ese desafío junto a su hijos, Juan Patricio y Mariano, que observaban trabajar a su padre en el taller. Draghi murió en el 2008 pero lo que sembró continúa como una gran tradición familiar.
Como el mismo Juan Patricio dijo “Uno ve las obras en una vitrina y no conoce los entretelones de un taller”. Así que eso pudimos ver, el sacrificio y amor que cada pieza lleva. Sin dudas este es EL lugar para los que buscan atractivos culturales en nuestro increíble país, de la mano de quienes son sus hacedores.


Además disfrutá de la casa justo enfrente a la Plaza Ruiz de Arellano donde no sólo vas a ver platería sino los infaltables ponchos y miles más. De yapa: también justo detrás entre medio de un jardín divino está el Hotel Draghi un lugar ideal para quedarte!

PASEAR POR ESTE PUEBLO DE BUENOSA IRES REQUIERE SI O SI VER CABALLOS :

Soy honesta: la idea era llevarme a hacer una cabalgata como se debe, perooooo me demoré tanto deteniéndome en cada rinconcito típico de estos lados de Argentina que lo que hicimos fue ir a visitar este lugar bien auténtico, un lugar con encanto porque por nada del mundo me lo quería perder: es un auténtico campo con sus paisanos que te reciben, te cuentan la historia de cada caballo, de cada objeto, de todo que me la pasé charlando….. y como me esperaba un asado en otro lado, decidí que entonces qué mejor que tener un motivo para volver a turistear en este lugar que adoro! Tomen nota que la próxima vuelvo y arranco por acá sin dudarlo!


Al fin y al cabo esto sí es una de las tantas costumbres argentinas pero además le sumamos charla con mate incluido y tuve que partir hacia el asado que me esperaba en otra estancia no sin antes charlar con los caballos, conocer el monturero, la casa, el campo, o sea… chusmear todo… verán por qué me demoro no? Mea culpa.


En cada rincón de este pueblo argentino hay un pedazo de historia gauchesca y nada mejor que su mística, su historia y su naturaleza.

UN DIA DE CAMPO EN UNA ESTANCIA BIEN ARGENTINA

Partimos a unos kilómetros de este pueblo camino hacia Duggan para conocer un auténtico campo que me encantó y les muestro y cuento algunas de sus perlas: está lleno de naturaleza en un parque inmenso al que no le falta nada. Ni bien entrás te recibe un camino de arboleda que termina en una pequeña capilla que ya te adelanta que estás entrando a un lugar único.


Después estábamos ya desesperados por el imperdible: un buen asado en la pulpería del lugar: comimos de todo, empanadas de entrada, asado completísimo y de yapa casi muero con uno de mis postres preferidos: pastelitos!!!!


La pulpería tiene todos los detalles que te remontan a otra época!!!! Obviamente también revisé cada detalle!


Por si fuera poco, en este lugar que sentís que se detuvo en el tiempo, te rodean también los perros (me enamoré de uno y creo que podríamos haber hecho una siesta juntos después de terminar pipones con semejante comilona), y obviamente los caballos y los paisanos y paisanas del lugar.

MUSEO LAS LILAS: NO PODES DEJAR DE IR!

En la capital de la tradición tenés que ir a ver las obras originales de Molina Campos no sólo sus obras sino sus elementos de trabajo: acuarelas, pasteles y témperas de cada etapa del artista, junto con afiches publicitarios que marcaron un hito en Argentina como los de Alpargatas , y muchos objetos personales que te van a sorprender.


Además de esto hay exposiciones de arte de distintos artistas que van variando porque
uno de sus fines es difundir la cultura y el arte argentino.


Nuestra capital de la Tradición Gauchesca es el marco perfecto para este museo, pero además acá mismo nació Ricardo Güiraldes, autor de Don Segundo Sombra un clásico de la literatura argentina.


Muchas más cosas por ver por si hasta acá no te convenciste, cosa que dudo: además de la colección entera de Alpargatas que no tiene desperdicio, tenés una Sala de Carruajes para remontarte a otras épocas, el patio con su fuente, mucho más arte y el Jardín que rodea todas las salas de este imperdible lugar en este pueblo en esta parte de Buenos Aires.
Besos coqueros tursiteando en San Antonio de Areco.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *